Cómo se derriba un edificio en estas condiciones

Si alguna vez te encargan derribar un edificio como este, entre medianeras, con casas a sus laterales tan sólo un poco mejor conservadas y con materiales como la madera, el ladrillo, el adobe o el tapial, tendrás que seguir una serie de recomendaciones y después encomendarte a la buena fortuna.

Edificio a derribar

 ANTECEDENTES (para ponernos en circunstancias):

– Este edificio con muros de carga sufrió en los 80 la explosión de una bombona de butano que inició un fuego y acabó con la vida de la inquilina del edificio.

– Por increíble que parezca el edificio no se tiró y fue o”K”upado durante bastantes años, hasta que se decidió desalojarlo y tapiar puertas y ventanas.

– Pasaron los años, el edificio fue deteriorándose y es en el año 2011 cuando se decide su demolición. Me contratan; y entonces la pregunta que me rondó por la cabeza fue: ¿Y ESTO CÓMO SE DERRIBA?

CON MUCHO CUIDADO Y MUCHA SUERTE.

Edificio a derribar

La SUERTE ya conocemos cómo funciona, ¿pero a qué me refiero con lo de MUCHO CUIDADO? Pues, principalmente, a tomar muchas medidas de precaución que a continuación os enumero.

RECOMENDACIONES:

1.- No entrar en un edificio a derribar en estas condiciones. PELIGRO DE MUERTE. Ni el técnico ni los operarios.

2.- Documentar en todo lo posible el inmueble a derribar (sin entrar dentro, PELIGRO DE MUERTE). Para ello utilizaremos el archivo municipal, catastro, google, fotos de satélite, fotos de cerca y de lejos (no del interior) y con todo intentar hacer un esquema estructural del edificio a derribar.

3.- Visitar antes, durante, y después del derribo los edificios colindantes, haciendo un estudio exhaustivo de su estructura, y de sus patologías estructurales, marcando grietas, asientos y otros fallos de esta índole. Documentarlos gráficamente y si se puede hacer un PROTOCOLO NOTARIAL DE GRIETAS (si alguien quiere que amplíe información al respecto de dicho protocolo que lo indique en los comentarios).

4.- Apuntalar las medianeras de los colindantes y cualquier otro elemento estructural que aun no siendo medianero pueda peligrar en caso de colapso descontrolado de la edificación contigua.

5.- Hacer hipótesis de colapso tanto del edificio como de los colindantes y prever planes de contingencia.

6.- Intentar que los vecinos colindantes abandones sus casas durante el tiempo que dure el derribo (no siempre será posible).

7.- Llevar a cabo un derribo manual. ¿OBVIO VERDAD? Pues no lo creáis, que ya he visto de todo.

8.- Las maderas son peligrosas si apalancan las medianeras, es importante descargarlas y cortarlas por los extremos, o en casos necesarios dejarlas perdidas a modo de codales entre edificios colindantes cuando el edificio esté derribado del todo.

9.- No acumular escombro en las plantas inferiores, ya que pueden causar colapsos descontrolados de los forjados inferiores o incluso reventar por presión las medianeras de los vecinos.

10.- Evitar la caída de escombros de gran tamaño, dado que producen vibraciones dañinas y a parte de que son poco controlables.

11.- Controlar todos los días el estado de las medianeras y de los edificios colindantes.

12.- Llevar a cabo un desescombro preferiblemente manual, pero si es inviable económicamente introducir maquinaria ligera que no induzca vibraciones no deseadas.

13.- Cuidado con materiales como el SINTASOL que antes se prodigaba mucho en los suelos para imitar el parqué, ya que este material es capaz de acumular miles de kg de escombro sin romperse.

14.- Hay que tener previstos todos los imprevistos.

Edificio a derribar

 15.- Regar continuamente el escombro y los elementos a derribar, para evitar la producción de polvo (no sólo por los vecinos y viandantes, sino sobre todo por los operarios y por una mayor visibilidad en el derribo.

16.- Quizá sea importante dejar algún elemento transversal que ayude a acodalar los edificios colindantes, bien sea maderas (como he apuntado antes), muros de carga o fachadas.

17.- No solo somos responsables del derribo sino también de lo que con posterioridad los edificios medianeros no sufran daños; por lo que es aconsejable reforzar las medianeras, revocarlas y proteger sus testas y cabezas. También es importante que no se acumule agua en nuestra parcela, por lo que habrá que realizar una pequeña solera y conducir las aguas de lluvia al lugar deseado.

18.- Una vez terminado el derribo y no antes proceder a desapuntalar los elementos apuntalados en los edificios colindantes. La medianera se hará de arriba hacía abajo y quitando primero los puntales del centro hacia los laterales.

19.- … Seguramente me olvido de muchas otras precauciones que en su momento tomé.

20.- LA MÁS IMPORTANTE!!!! Permanecer en obra TODAS LAS HORAS QUE DURE EL DERRIBO y si eso no es posible acudir a las 9:00, a las 12:00, a las 15:00 y a las 19:00. Los responsables únicos de cómo se lleve a cabo el derribo somos nosotros y las decisiones complicadas las deberemos de tomar nosotros. Si nos equivocamos el fallo será nuestro, pero si se equivocan otros el fallo nos lo asumirán a nosotros. Así que ya que es nuestra la responsabilidad que sean nuestras las decisiones.

Edificio a derribar

Por último, si eres de los afortunados a los que le llega un trabajo de este tipo, no desesperes, ánimo, que la SUERTE también existe.

SI NECESITAS MÁS INFORMACIÓN AL RESPECTO

– Normas Teconológicas de la Edificación (NTE-ADD Demoliciones)

– Ficha nº 1 de las Fichas de Prevención editadas por ASEMAS:

https://www.asemas.es/portal/web/opfichas/fichas_prev.asp

Rodrigo Asensio

Rodrigo Asensio es Arquitecto Urbanista y Máster en Conservación y Restauración del Patrimonio Arquitectónico y Urbano. 

Linked-In-icon   Twitter-icon     wordpress-icon

Para más información sobre el particular:

http://tallermultidisciplinar.wordpress.com/2012/11/21/como-se-derriba-un-edificio-en-estas-condiciones/

VELCASA
VELCASA
Somos un equipo de profesionales inmobiliarios que prestamos servicio integral dentro del sector, desde la comercialización hasta las soluciones profesionales dentro del ámbito jurídico, técnico y administrativo.

Deja un comentario