Caminando hacia el colapso

Imagen: El País.

Qué maravillosos días aquellos en los que el sol brillaba radiante y todo relucía. Años y años donde la luz del astro rey iluminaba a empresarios, banqueros y políticos a la hora de hacer inversiones y tomar decisiones en el sector inmobiliario. La suave brisa soplaba a favor de un sector donde “los precios nunca bajan”.

Pero, de repente un día, aparecieron unas pequeñas nubes en el horizonte y desde entonces, como todos saben, cada vez el horizonte se divisa cada vez más oscuro. Los seres humanos tenemos un problema a la hora de prever el futuro y es que lo hacemos basándonos en lo pasado, con lo cual el riesgo de equivocarse al intentar adivinar lo que va a suceder es más elevado.

Quizás lo previsible después de una borrasca como la que estamos sufriendo, sería que comenzase a clarear, ya que es lo que ha pasado siempre, aunque desde la atalaya en la que nos encontramos y tal como vemos el mercado y a los agentes, algo no funciona, caminamos de forma silenciosa hacia el colapso.

El stock acumulado de viviendas de segunda mano, obra nueva, promociones en curso y suelos sigue aumentando, el sistema de alquiler no está estructurado, el sistema financiero como “financiador” es inexistente, las medidas de la administración son, a fecha de hoy, escasas y tenemos un mercado de enorme rigidez.

Hay que tomar la iniciativa y vamos con retraso, si no nos ponemos todos a trabajar ya y de forma coordinada habrá que ir pidiendo sitio a Noé en su arca.

¿Qué medidas creéis que son las más oportunas para evitar el colapso?

VELCASA
VELCASA
Somos un equipo de profesionales inmobiliarios que prestamos servicio integral dentro del sector, desde la comercialización hasta las soluciones profesionales dentro del ámbito jurídico, técnico y administrativo.

Deja un comentario